Los consumidores e interesados en chorro de arena Vallés Occidental están de enhorabuena. El motivo es que desde hace algunos años se vienen implementando mejoras y diseños tecnológicos que a medio plazo acabarán implantándose en el sector. Esto sería imposible sin las sinergias entre empresas del sector y fabricantes de maquinaria, que han permitido desarrollar nuevos prototipos.

En nuestro país ya se ha puesto en marcha el proyecto de fabricación de la primera máquina granalladora de 9 ejes, que permitirá unas funciones de granalla angular, flexible y con mantenimiento automatizado. Además, este aparato podrá programarse en 3D para conseguir resultados milimétricamente precisos.

Este avance permitirá a los especialistas en chorro de arena Vallés Occidental incursionar en mercados como el siderometalúrgico e incluso a escala internacional si todos los pronósticos se cumplen.

Ofrecerá entre otros el clásico granallado angular que permite limpiar superficies, aportando mayor adherencia en las fases de tratamiento y pintura. Uno de los retos es conseguir realizar esta tarea tan peligrosa para las superficies de manera automática, sin necesitar del trabajo manual de un operario.

Sin duda se trata de un esfuerzo importante por parte de los departamentos de I+D de la industria, con un fin claro de introducir la automatización para ahorrar esfuerzo, tiempo y perfeccionar los acabados. Para acometer estas importantes tareas es fundamental contar con aliados en el mundo de la tecnología y la robótica que puedan aportar su particular visión en un sector con décadas de tradición. Este gesto demuestra la importancia de poseer una visión empresarial centrada en el largo plazo y en las innovaciones de procesos. Al final, el gran beneficiado es el consumidor final, que puede recibir resultados más rápidos y profesionales.

En Granallats Industrials Polinyà buscamos siempre actualizar nuestra tecnología para proveer al cliente con el mejor servicio posible y los precios más razonables.